Carpano Bianco y su vermut más exquisito

El siglo XVIII se acercaba inexorablemente a su fin cuando el destilador italiano Antonio Benedetto Carpano, en el año 1786, tuvo una idea. Mezclar vino blanco, moscatel del Piamonte y una infusión de más de una treintena de hierbas y especias. Una mezcolanza dulzona y agradable, fácil de beber, que pensó para las mujeres que visitaban los clásicos bares de vinos de la época y no eran especialmente partidarias de los tintos que se servían.

Sin embargo, la bebida que acababa de crear gustó a todos por igual. Tanto, de forma tan exagerada, que la pequeña tienda en la que vendía los licores que destilaba tuvo que permanecer abierta las veinticuatro horas del día durante una buena temporada para satisfacer la demanda. Con una simple idea nacía el vermut moderno, una bebida que puede remontar sus orígenes varios siglos atrás en el tiempo pero que encuentra su principio contemporáneo en el vermut elaborado por Antonio Benedetto Carpano.

Carpano Bianco es El más elegante y ricamente perfumado de los vermuts de la familia Carpano.

Carpano Bianco tiene un color amarillo claro, un aroma fresco y complejo y una nota de vino fácilmente identificable, además de sabores a cítricos y frutas exóticas. Granos de cacao y almendras completan el bouquet de este delicioso vermut. Un paladar inicialmente suave y aterciopelado se completa con una compleja nota de vino con tonos minerales. Persistente y encantador, este vermut es perfecto para cualquier ocasión.